Make your own free website on Tripod.com

->dbpergamino<-

el ave fenìx
Home
encuestas
CADENA DE FAVORES en PERGAMINO
verano 05 fotos
nosotros
H.P.
el ave fenìx
Enlaces
la misiva
El estudiante....
TEST TELETUBBIE
NUEVO!
Cartoon's animaciones
libro de visitas
VERANO 05
LA CASA EMBRUJADA DE PERGAMINO
eL cOLe FOTOS
OCTAVO B
una vuelta por Pergamino
test caricatura a quien te pareces +?
ganadores

"resucitare de las llamas"

Existen muchas leyendas sobre el Ave Fénix, pero todas son semejantes. Dice una de las más antiguas, que fue el único animal que no fue expulsado del paraíso, y que, para protegerlo del mal, se le concedió la inmortalidad, de forma que cada vez que muriera siempre resurgiera de sus cenizas más fuerte que antes.

pajaro5t.gif

pajaro5t.gif

Cuenta la leyenda, que hace mucho, mucho tiempo, habitaban en los bosques unos pájaros grandes, muy grandes, con largas plumas rojas, y un pico ancho y dorado. Muchas veces no se les veía, vivían escondidos, en su mundo. Un mundo al cuál por un camino secreto, que muy pocos conocían.

Eran pájaros muy extraños, pero inteligentes, sabían hablar varios idiomas. Cuando hablaban entre ellos, en su idioma, se podían escuchar silbidos y gorjeos, y se veía la figura del ave bien erguida, con la cabeza bien estirada, y con las alas resplandecientes por el sol.

Pero cuando conversaban con las personas, era digno de ver, y de escuchar. Emitían un sonido musical, la entonación que empleaban era dulce, constante, como si cantaran una nana. Y siempre que se quedaban escuchando a la otra persona, balanceaban la cabeza de un lado a otro, como descubriendo los sonidos que salían de la boca de la persona.

Tenían una mirada inteligente. Estaban siempre atentos a cualquier movimiento o ruido. Y por las mañanas se les podía ver contemplar el cielo, despidiéndose de las estrellas y saludando el nuevo día.

Sí, eran unas aves muy inteligentes.

Vivían en grupos reducidos, en perfecta armonía, pero preferían echar a volar solos. Nadie sabía hacia donde se dirigían, sus viajes eran tan secretos como el origen de estas aves. Había días enteros que se perdían en la infinidad del mundo, y cuando volvían, se les notaba un poco más envejecidos, pero siempre con la cabeza bien alta. ¿Qué harían?

Esas aves tenían varias vidas, había veces que vivían un solo día, y otras veces, podían vivir semanas, meses y hasta años. Pero, lo bonito de todo, es que volvían a nacer.

Tenían un inmenso nido donde dormían por las noches, y cuando ya habían vivido lo suficiente, se hacían viejitos, y se deshacían, en una pequeña explosión de luz y humo. En el nido sólo quedaban las cenizas.

Sin embargo, a los pocos minutos, salían de las cenizas, convertidos en una pequeña ave fénix, y dispuestos a conocer más vida

 

copyright 2004-2005 db pergamino la nueva web